Los países de la Unión Europea han votado han votado el pasado viernes 27 de abril a favor de prohibir el uso en exteriores de tres insecticidas neonicotidoines. La decisión fué tomada por el peligro que representan para los polinizadores silvestres y las abejas de la miel.

Los Estados miembros han respaldado la propuesta de la Comisión Europea que abogaba por incrementar las restricciones que existían desde 2013 sobre las sustancias clotianidina, imidacloprid y tiametoxam.

La Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA, por sus siglas en inglés) confirmó en un estudio publicado en febrero de este año que la mayoría de los usos de estas tres sustancias representan un riesgo para las poblaciones de abejas productoras de miel.

En concreto, el uso en exteriores de estos tres neonicotinoides estará prohibido. Sólo podrán ser utilizados en invernaderos permanentes en los que no se espera que las abejas estén expuestas a esta sustancia, según ha explicado la Comisión Europea en un comunicado.

¿Cómo han reaccionado las multinacionales afectadas?

Por su parte, las compañías Bayer y Syngenta han criticado publicamente la decisión de la Unión Europea de suspender el uso de insecticidas para proteger a las abejas.

Syngenta ha calificado de “decepcionante” la decisión de los países miembros de la Unión Europea (UE). Aseguró que la medida no es adecuada ni para los agricultores ni para el medioambiente. “Las pruebas muestran claramente que los neonicotinoides representan solo una amenaza mínima a la salud de las abejas en comparación con la falta de alimentos, enfermedades y el frío”.

Así mismo, la empresa alemana Bayer afirmó: “que la decisión restringirá aún más las posibilidades de los agricultores europeos para actuar contra los terribles parásitos”. Bayer considera que la decisión es “un mal acuerdo para la agricultura europea”.

Los insecticidas prohibidos son muy comunes en la agricultura intensiva y su principal función es proteger los cultivos de las plagas aunque según diversos estudios científicos, son también responsables de alterar las poblaciones de abejas.

TOP